Contactos que Enriquecen: Continuando con Abigaíl y Riccardo

Bienvenidos nuevamente a la sección Contactos que Enriquecen.  Continuamos con la experiencia del Enfoque Sistémico, espero que disfrutes de esta segunda entrega tanto como la primera parte de la entrevista.  Recuerda:

“El aprendizaje en equipo es el proceso de alinear y desarrollar la capacidad del equipo para crear los resultados deseados por sus integrantes. Se construye sobre la disciplina del desarrollo de una visión compartida. También se construye con maestría personal

– Peter Senge

Entrevista: Segunda Parte

MA: ¿Qué son las Jerarquías dentro del enfoque sistémico? ¿Cómo las jerarquías establecen una relación coherente entre las personas?

AyR: Pongamos el ejemplo de un trabajador que lleva 30 años trabajado en una empresa, en numerosos puestos distintos. Conoce a la perfección cada pieza que compone la empresa, y además lo disfruta, por lo que sin tener ningún título ha llegado a un puesto de supervisor. De pronto llega el hijo de un amigo del dueño, que tiene mil y un títulos pero nunca ha trabajado y le ponen de jefe de este trabajador que jerárquicamente tiene muchos más años de experiencia que él. ¿Quién realizará mejor el trabajo?. En este caso, no se está dando el valor y la justicia jerárquica adecuada y se está produciendo un desequilibrio que repercutirá en el trabajo general de la empresa. Las jerarquías son respeto. Respetar el lugar del otro, valorar su vida, su trabajo, su destino. Los que llegaron primero construyen la base sobre la que pueden crecer los demás. Si quitamos un pilar la base se viene abajo. Por eso es importante la humildad personal y saber para qué somos válidos y para qué no. Ser quienes realmente somos. Por lo tanto las jerarquías representan respeto, equilibrio y humildad.

MA: Por lo general, el mundo empresarial se caracteriza por una energía masculina, sin embargo, la energía femenina poco a poco se ha ido abriendo paso.  Las mujeres hemos adoptado una energía masculina que muchas veces nos agota e incluso, en algunos casos, rechazando todo lo masculino ¿Cómo podemos encontrar un equilibrio sano que nos ayude a desarrollarnos como líderes?

AyR: La parte masculina y la femenina están en el interior de cada persona, da igual que sea hombre o mujer. Es innato al ser humano, la recibimos al nacer de la energía del padre y de la madre. Cuando hay un desequilibrio y agotamiento es porque hay una descompensación entre estas dos energías y de lo que se trata es de equilibrarlas, respetar cada una de ellas y agradecer que están ahí para nosotros. Ahora bien, todas las figuras históricas que han sido auténticos líderes (Cristo, Gandhi, Buda…), que han traído un gran bien a la humanidad no han buscado serlo en ningún caso, simplemente reunían carisma, inteligencia, un ideal que nacía del corazón que llevaba a la gente a seguirles. Normalmente cuando se busca ser líder por todos los medios nos encontramos con grandes dictadores que lo que han traído ha sido mucho sufrimiento. Un líder es aquel que predica con el ejemplo. No manda hacer las cosas, enseña cómo hay que hacerlas. Respeta y valora el trabajo de su gente, y da seguridad y dinamismo. Sabe motivar a los demás para que lleguen disfrutando al objetivo. Pero sobre todo es humilde.

 MA: Esta época de cambios, nos lleva a entender que se requiere de un liderazgo diferente, como responsables de nuestro sistema ¿Cómo podemos empezar a liderar nuestra Vida de manera coherente y llevar a cabo esos proyectos que tenemos en mente?

AyR: Viviendo. Disfrutando de cada momento que supone estar vivo, incluso con los sufrimientos, ya que entregarse y encontrar la raíz de ese dolor lleva a la sanación. Asumir la responsabilidad de los actos y entender que la vida está para disfrutarla, para ser libre, para caminar por un bonito sendero que parte del corazón, y poder contemplar la magia que reside en todo lo que existe.

MA: Háblennos un poco de este proyecto emocional que poco a poco se ha ido convirtiendo en colectivo Mar de Luz:

AyR: Mar de Luz es un lugar de sanación dirigido por la energía masculina, Riccardo, y la femenina, Abigaíl. Y está compuesto por muchas gotas que componen ese Mar, que son todas las personas que confían en nosotros para buscar la solución a cualquier tipo de problemática que puedan tener: de pareja, laboral, familiar, de salud… Y como las olas de un Mar llegan y cuando han concluido el aprendizaje, la sanación, vuelven a su origen, a lo mejor de sí mismos. No nos gustan los colectivos en los que la gente se queda eternamente enganchada con el/ la terapeuta. La función del terapeuta es acompañar, ser un bastón, un apoyo mientras la persona no puede sola, para que en el momento que pueda levante el vuelo. No hay nada que nos haga más felices.

MA: ¿Cómo ha sido este transitar en la formación de Mar de Luz?

AyR: Mar de Luz es el resultado de una vocación que comienza desde siempre. Es la vocación de  ayudar a que los demás se ayuden. Para ello hay que empezar por ayudarse a uno mismo y liberarse de cargas que puedan empañar el sentido de la terapia. Han sido años de estudio, investigación y práctica de la naturaleza humana, del ser humano y todo lo que lo compone. Desde el mismo instante del comienzo de la labor terapéutica todo resultó muy sencillo. Las cosas se sucedieron de una forma natural, reposada. Realmente no estábamos buscando nada. Todo surgió prácticamente solo, porque es el resultado de mucho trabajo anterior realizado. Pero realmente ha sido todo muy fácil.

MA: Como emprendedores de este proyecto emocional, ¿qué consejo le darías a las personas que se quieren embarcar en emprendimientos y/o en proyectos de vida sostenibles?

AyR: Que busquen quiénes son, tras todo lo que se supone que deben ser, o deben hacer. A veces nos encontramos personas que les gustaría haber tenido otras profesiones pero no lo hicieron porque familiarmente se vieron forzados a realizar una carrera que ni les gustaba, ni les llenaba. Les preguntaríamos. ¿Qué es lo que realmente quieres hacer el resto de tu vida? ¿Qué profesión realizarías que sea casi un hobbie, no un trabajo, y se te pasen las horas disfrutando? A veces encontrar la respuesta no es tan fácil porque la persona puede no saber quién es. Conocerse a uno mismo tras el personaje que se lleva siendo toda la vida para sobrevivir, no es tan fácil. Si el caso es este le diríamos que se busque a sí mismo. Pero si la persona tiene clara una vocación que le apasiona, justo eso es lo que debería hacer. Realizar lo que más le guste.

MA: Un último consejo:

AyR: Los miedos son el resultado de las cargas inconscientes que se llevan durante toda la vida. Es lo que impide acercarse a ser uno mismo. A disfrutar de la vida con plenitud. El trabajo con la confianza en uno mismo, en la vida, es la base de la salud física, mental y energética, porque nos permite realizar lo que realmente queremos ser. Esa determinación surge del corazón y es la que nos impulsa hacia lo mejor de uno mismo. El trabajo personal es la llave que abre la puerta a la meta. Y llegar a la meta cuando nos lleva el corazón es muy fácil. Confianza.

 Muchas Gracias Abi, Ricky  por esta labor tan noble y por dejar esta huella en siembracreatividad.

Advertisements

Leave a comment

Filed under "Team Building", coaching, Inteligencia Emocional, leadership

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s